Proyecto BIO es un taller plástico itinerante de Educación Ambiental que apuesta a promover en la sociedad la búsqueda de un mundo con mejor calidad de vida.

Obras de arte temáticas y el dialogo con el artista se combinan en un ejercicio interactivo y didáctico, con el objetivo de promulgar en niños y adolescentes una cultura de buen uso de los recursos naturales generando conciencia y empatía a los cuidados respecto del Ambiente.



sábado, 21 de marzo de 2020

LA PUREZA DE UN BOSQUE…




Hoy es el día internacional de los bosques, la semana pasada visité a Gonzalo Alvarez para conocer su obra nueva inspirada en un bosque…

-          Hola Gonzalo que inspirado regresaste y que rápido comenzaste con ésta obra nueva, la paleta de colores está muy definida y ya es intensa, se nota que has disfrutado la naturaleza. Noto también un cambio en tu trabajo, ésta obra es muy distinta a las anteriores que conozco, me gusta cómo te manifiestas. Observo el paisaje de un bosque nativo ¿Nos podes explicar más sobre él?
    
-          Buenas. La obra se titula “Bosque Andino Patagónico” y refleja la pureza de un bosque nativo que fue nuevo para mí. Quise expresar todo lo que sentí a principios de año en formas, aromas y colores, hasta el silencio de lo que viví (risas), si bien los aromas y los silencios quedarán en mí por supuesto, pues es una experiencia vivencial.

¡El bosque andino al sur de Chile es un mundo aparte!

-          Que satisfacción el recorrerlo ¿no? En tu nueva obra siento una evolución de tu parte, no sé cómo explicarlo, la forma de la montaña, la simpleza de los trazos, las formas…

-          Muchas gracias. Como artista he regresado a mi origen: “al paisajismo” y me gusta ver eso reflejado, pero lo incorporé en una síntesis de la figuración abstracta que es lo que más me define hoy como artista. En particular me pasó que quise representar todo lo que vivencié. Quise naturalizar los colores y las formas de un bosque de montaña único, muy diferente a todos los que ya conozco.

-          Eso mismo quería expresar: cuando hablás de “naturalizar los colores”, pero no encontraba las palabras. Ya se puede percibir por medio de tus colores la frescura y la paz de ese lugar…

-          El bosque andino patagónico es increíble, sobre todo por su flora. Lo que más me gustó es sentir ese poder energético y saber que aún no está contaminado por el hombre, eso sí quiero destacar. Este bosque está frente al Océano Pacífico, así que recibe vientos fuertes y fríos que chocan en la cordillera y luego se condensan, eso hace que su clima sea constantemente húmedo templado-frío. A su vez, es una zona de volcanes, por eso es que en particular proyecté al volcán Osorno con sus cuatro aluviones, porque fue increíble también caminarlo.

-          Que importante y que bueno es que haya aún lugares naturales sin contaminación y sin deforestar. Parece insólita la conclusión, pero no lo es… Más aun en estos tiempos...

-          Por supuesto que no lo es…

Por eso es muy necesario mostrarlo, contarlo y comunicarlo, para revertir todos los malos hábitos humanos y comprender más las leyes de la naturaleza…

Estos bosques nativos hay que destacarlos pues son también patrimonio para toda la humanidad. Estos parques son relativamente nuevos y hoy muchos tienen otros fines. Creo que la gente aún no los valora porque no los conoce, como que están en otra cosa. Eso sí, lamentablemente el hiperconsumo en Chile también está muy instalado. El bosque lo tienen a su alcance, sólo saben que está ahí y con eso ya está, es una pena. En Argentina ahora hay cada vez más conciencia al respecto de lo que significa un parque nacional, pero aún falta muchísimo en materia de conciencia y de educación ambiental al respecto.

Por eso creo que hoy más que nunca, la escuela debe asumir ese rol fundamental de referencia para despertar emociones y fortalecer valores, que ayuden a la convivencia con lo natural por un lado y que se vean todos estos temas que hacen al ambiente por el otro...

Hoy más que nunca debemos apreciar la vida, lo natural y hacer un stop para repensarnos, para revalorar lo realmente importante. El mundo así como está no da para más, eso está claro, se está colapsando…

-          Muy acertado es el mensaje que nos dejas. Los seres humanos estamos sumergidos en nuestro individualismo y muchas veces no vemos ni al prójimo, ni sabemos apreciar las cosas simples de la vida. ¿Más precisamente con ésta obra que nos quieres contar?

-          Justamente la magia de lo simple, de todo lo natural, el sutil equilibrio de la naturaleza en su estado más puro. Quise mostrar lo que se siente estar dentro de un bosque inmerso en el silencio con tanta biodiversidad. Los helechos y árboles gigantes te atrapan y te rodean. Quería compartir lo que siento.

Hoy siento que es muy necesario aprender a familiarizarnos con lo natural. Cada bosque nativo es fundamental, todo es un delicado equilibrio. Las sociedades deben comprender todo esto, somos lo que respiramos. Éste es un bosque caducifolio en constante movimiento que te conmueve muchísimo…

La obra es una reflexión visual para toda la región. La conciencia ambiental es este mundo es un tema pendiente. La obra es mi nuevo aporte a la educación y a la cultura para enseñar a proteger estos grandes espacios naturales que hacen tanto bien en la producción de oxígeno, por ejemplo.

-          Magnifico. Antes nos hablaste de los aluviones de los volcanes. ¿Podes contarnos bien de que se tratan?

En este caso los aluviones son los sedimentos arrastrados que deja un volcán al entrar en erupción. Son los ríos de lava que fluyen o se desbordan desde el interior de la tierra. Al enfriarse esa lava caliente se transforma luego en roca o piedra volcánica. Son como huellas en el paisaje, fue extraordinario atravesarlos. El último volcán que entró en erupción si mal no recuerdo fue el Calbuco.
  
-          ¿Y esos pajaritos que se ven ahí?

-           (risas) Estas aves se llaman “Chucaos”, a los chicos les encanta saber de éstas historias. Es un ave que vive en el sotobosque y se desplaza dando pequeños saltos o mediante vuelos muy cortos. Son terrestres, activos, corren velozmente entre las hojas al ras del suelo. Son endémicos del sur de Chile y también del sur de nuestro país.

Son grandes protectores de los bosques, yo los llamo “Los representantes del bosque” porque tienen la importante misión de preservar. Su voz siempre sorprende, avisan del peligro y de los intrusos que llegan al bosque, con su canto avisan a las demás especies. Resuenan en el silencio como si fueran las voces de un fantasma (risas)…

-          ¿Los chicos en las aulas se entusiasman no?

-          Sí, muchísimo, se divierten con las historias. Los invito así a imaginar sobre este mundo natural. A comprender y a querer saber más. Este lenguaje que planteo es trasversal, pues a través de los encuentros además de fortalecer sus emociones, vemos temas de geografía, biología y matemáticas. De esta manera a través del intercambio se fortalece el pensamiento crítico de los chicos y esto para mí es muy importante, porque somos ¡Seres emocionales que razonamos!

-          Como siempre muchas gracias Gonzalo, por tu trabajo, tu dedicación y tu entrega. Ésta obra nueva me gusta muchísimo: por lo que inspira, por lo que nos muestra, por lo que logras expresar a través de ella.

¡Que la termines con las ganas de siempre!






1 comentario:

  1. quisiera ser ese pajarito para sentir tus emociones. simplemente bello lo que transmitis.

    ResponderEliminar