Proyecto BIO es un taller plástico itinerante de Educación Ambiental que apuesta a promover en la sociedad la búsqueda de un mundo con mejor calidad de vida.

Obras de arte temáticas y el dialogo con el artista se combinan en un ejercicio interactivo y didáctico, con el objetivo de promulgar en niños y adolescentes una cultura de buen uso de los recursos naturales generando conciencia y empatía a los cuidados respecto del Ambiente.



lunes, 27 de enero de 2020

ASIA: Mi legado y mi contribución al mundo…



Regresé al taller de Gonzalo Alvarez para conocer en detalle su nueva obra en tríptico llamada ASIA, analizar y comprender su mensaje, en el día mundial de la educación ambiental.

-    ¿Hola Gonzalo cómo estás? Hoy se conmemora el día mundial de la educación ambiental. ¿Qué opinas de éste día tan importante? Y ya de entrada nomas quiero felicitarte por todo el camino recorrido y por haber terminado ésta nueva obra maravillosa.

-      Buen día, muchas gracias. La educación ambiental es un compromiso muy grande que llevo tatuado en el alma. El ambientalismo, la conciencia de nuestros actos y la convivencia con lo natural son temas pendientes que aún no han madurado lo suficiente en éstas sociedades consumistas.

Todavía sigue siendo “cosa de pocos”. Creo que esto mismo tiene que cambiar más rápido, sobre todo en los adultos. Pero los niños saben y por suerte están cada vez más dispuestos a lo nuevo, hay que darles el espacio y más oportunidades.     

-     Ahora que veo a Momo y a sus compañeros unidos en una sola obra de arte. Sus miradas me producen sensaciones muy contundentes y poderosas. Te confieso que el otro día me fui pensando tras la visita…

¡Pero ahora que los veo, siento de repente que todos ellos me hablan!

-       (risas) ¡Qué bueno! ¡Pues claro que hablan! Cada uno de ellos están ahí frente tuyo para interpelarte. Ese fue el criterio que usé para enfocar los varios temas importantes que quería tratar en ésta expresión. Es así de simple, el arte nos debe hacer pensar...

-    Es cierto. ¡Los tres me miran profundo sin pestañar! Como pasa con la Mona lisa de da Vinci en el Louvre, pero acá cada uno te mira a su manera.     

-          (risas). Claro, como la Mona Lisa, pero en nuevos tiempos por supuesto.

Mi intención es clara. Generar con cada obra un dialogo, interpelar, y más aún en estos tiempos del cólera como diría García Márquez. Por ejemplo: ¿Qué estás haciendo o justamente lo contrario, que no estás haciendo vos por el planeta dónde vivís? ¿Cómo vivís? ¿Sos consciente que se extinguen las especies, que se contaminan los mares, que se pierden cada vez más espacios naturales y que se agotan los recursos? ¿Sos consciente de que a la larga o a la corta vos también estarás perjudicado?.. 

Y así empezarían las cataratas de preguntas que tenemos para hacerte… (risas)…

-        ¡La obra ésta es tremenda! En colores, en profundidad, en definición de formas, en carácter, en dimensión, en miles de mensajes. Me vienen miles de preguntas. ¿Cuánto tardaste y cómo fue que elegiste los temas o el tema de ASIA específicamente?

-     Muchas gracias. En tiempos no sé, espera, déjame pensar, una obra no la mido en función del tiempo sino en energías. En este caso estuve concentrado cuatro meses consecutivos, desde octubre pasado. Solo sé que nace y que cuando me vienen las ideas no puedo dejar de pintar hasta terminar. Eso implica aislarme y olvidarme de todo lo demás. Si hablamos del tiempo y del mundo, el mundo está al revés, hoy funciona por la razón y no se emociona, así que el tiempo se acorta cada vez más para las demás especies. El abuso y el mal uso del poder arrastra graves consecuencias para el planeta.

-  ¡Wow! ¿Cuatro meses creando?  Increíble. Comparto tu pensamiento, vivimos aceleradamente, sin darnos tiempos de calidad, sin detenernos a veces en lo simple. Tu arte me encanta, me hace pensar, detenerme. Es muy comprometido en muchos aspectos, desde la compasión por el otro hasta la posibilidad de ser un puente real y de reestablecer  conciencia si es necesario…

-    Mi arte y mi trabajo son una responsabilidad muy importante, pero me permito al mismo tiempo despertar las emociones en el aula y eso es una verdadera satisfacción. Pues precisamente la vivencia crea puentes y vínculos maravillosos que perduran en el tiempo, sin tiempo justamente.

-    Clarísimo…

-    La creación en sí es un viaje personal muy profundo para mí. Un tiempo de plena convivencia con mi interior, mi soledad, mis tiempos en estado puro. Por suerte me llevo muy bien conmigo, sino creo que sería más complejo todo.   

Como te dije el otro día, si bien cada animal que elegí para ésta obra protagonizan una situación real con el hombre. Los tres ejemplos son muy diferentes. La extinción de especies amenazadas por el hombre en el planeta está cada vez más cerca. Por eso me es necesario expresarme de ésta manera, éste es mi aporte como artista y comunicador ambiental.

-          Tus colores y formas llaman la atención…

Hoy las escuelas y los espacios educativos en general cumplen un rol fundamental en la formación de los chicos. Pero es fundamental también formarlos, fortalecerlos y acompañarlos emocionalmente para que ellos mismos sean fuertes, amen y se amen.

Mi trabajo además de acompañar a los chicos en todos estos procesos formativos, es abrir naturalmente sus emociones para encontrarnos. La emoción en nuestro vínculo entonces será para un bien común, cosa que no es fácil, lo sé desde el día uno, pero ese es mi camino.

-          Realmente te felicito Gonzalo: ¿Y por qué se llama ASIA?

-     ASIA es el gran continente que alberga a grandes especies animales como éstas que elegí. Momo representa el cambio consciente. Los chinos supieron revertir la extinción del oso panda con ayuda de la ciencia, eso demuestra al mundo que sí el hombre se lo propone, puede. Los otros dos están en riesgo latente por ecosistemas masivamente depredados, la consecuencia del cambio climático y por la caza furtiva.

Listo Calixto representa a las subespecies de tigres y Sudán representa a las subespecies de rinocerontes, tanto de Asia como de África. El rinoceronte blanco del Norte en África ya ha perdido la batalla. Sudán fue el último macho, que desde que vino al mundo jamás pudo ser libre. Fue capturado, castigado y mostrado como trofeo para el “fulgor” humano. Y esto como terrícola me da vergüenza. Por eso ya fallecido y conocida su historia, decidí plasmarlo, pero mucho antes de su naufragio, con su inocencia y su niñez, para hacernos pensar. Así elijo expresarme, para que no suceda nunca jamás…

-          Muy conmovedor... Se me hizo un nudo en la garganta…


-  Y para que la vergüenza no se expanda, debemos actuar conscientemente. Cada adulto desde su lugar debe recapacitar sobre sus propios actos y su propio actuar. Cada especie debe permanecer en paz en su propio hábitat natural. El hombre adulto debe volver a tener compasión y respeto. Reforestar lo deforestado por ejemplo… ¡Tomá un mate!

-          Que importante es el mensaje que nos dejas…

ASIA es el continente más poblado humanamente de la Tierra, alberga hoy más o menos el 69% de la población mundial. Si a toda esta enorme cantidad de gente que hoy habita, la suponemos por un momento nomas: inconsciente, hiperconsumista y desinteresada del otro ¿Te imaginas hacia dónde vamos? ¿Y qué nos queda?  

-  ¡Wow! Prefiero no hacerlo, ni pensarlo…Miles de problemas y guerras inútiles ya existen. Coincido plenamente con vos en que la educación emocional debe ser prioridad para sanar toda sociedad.    

-          ¡Por eso pinto! Este es mi legado y mi contribución al mundo…

-      Gracias por todo! Quiero darte un abrazo. Me es muy grato venir a visitarte y es un gran placer siempre hablar contigo.


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario