Proyecto BIO es un taller plástico itinerante de Educación Ambiental que apuesta a promover en la sociedad la búsqueda de un mundo con mejor calidad de vida.

Obras de arte temáticas y el dialogo con el artista se combinan en un ejercicio interactivo y didáctico, con el objetivo de promulgar en niños y adolescentes una cultura de buen uso de los recursos naturales generando conciencia y empatía a los cuidados respecto del Ambiente.



lunes, 13 de enero de 2020

MOMO es tan real como la magia



Ayer en la mañana visité a Gonzalo Alvarez, que como siempre me esperaba con unos ricos mates. Cada vez que vengo de visita a su taller, siento muy buena energía. Cada vez lo siento más comprometido con su obra y sus mensajes…

-          ¿Así que él es Momo? Hola Momo…
¿Cómo es eso que nace de los chicos y por qué refleja tanta alegría?


-        Momo es tan real como la magia que recibo de los chicos. El arte es un fiel reflejo de lo que somos y sentimos en cada momento. Muchas veces mis obras nacen por completo de una necesidad interior de comunicar, ya sea un tema ambiental, un acontecimiento que merezca mi atención o una realidad para intentar cambiarla o para dejarla tal cual está. Momo es parte de una obra en tríptico, pero a su vez es tan independiente como mis formas y mi libertad.

-          ¿Cómo es eso?  

-    La obra completa se llama ASIA, si bien las imágenes conforman tres especies originarias muy diferentes, todas son parte de un todo, de un sólo Continente. Ese es un gran tema para charlarlo otro día más en detalle. En sí, los tres módulos comprenden ASIA. Momo es un panda que ha dejado de estar extinto, está en su hábitat gracias a un trabajo humano conciencie entre la ciencia y la sociedad de China. Este ejemplo en particular con una especie demuestra que es posible el cambio.  

Por eso a Momo lo ves feliz. Pero él a su vez representa todo el amor que recibo en ese ida y vuelta constante con los chicos en mi trabajo como artista y educador ambiental. Soy muy consciente de todo esto. Mi gran deseo es que todo fluya más rápido. Es decir que los adultos se adapten mucho más rápido a las necesidades básicas de los chicos; es allí donde apunto. Ya quedó demostrado que los chicos a través de las emociones se integran, se conectan y así pueden expresarse mucho mejor, con libertad.

-        ¿Momo sería entonces el resultado de una realidad para cambiar o para dejarla tal cómo está?

-   Depende de cómo vos quieras verlo y encararlo. Yo amo dedicarles todo el tiempo necesario a los niños para que ellos logren aprender y expresarse libremente desde lo que sienten, Momo refleja eso!

Muchos niños crecen sin acompañamiento de sus padres, ni amor ni tiempo, sumado a que les tocan muchas veces maestros y autoridades muy estructuradas frente al aula que no les permiten desarrollar su confianza. Por ello creo absolutamente que estas prácticas hay que cambiarlas.


Sino no hay tiempo de convivencia, no hay dialogo y los contenidos escolares son impuestos fríamente, los chicos no aprenden, crecen con muchas dudas por no ser escuchados, bloqueando sus emociones sin madurar tan siquiera ni comprender sus tiempos de adaptación.

-         Qué importante es lo que me comentas…

-       Si como referentes no resolvemos estos temas primero, pudiendo escuchar sus silencios, entender sus tiempos y el estar a su altura, muy difícilmente podremos llegarles a su corazón para enseñarles lo que le tengamos que enseñar.

La educación es una vocación de servicio, es una pasión y como tal es un desafío constante. Por eso creo que estar a la altura del otro debe ser una disciplina para evitar que la humanidad pierda el rumbo.

-      ¿Vos entendés que hoy la humanidad está perdiendo el rumbo?

-      Si claro. Los valores humanos se están perdiendo y extinguiendo como las especies ¿Qué pasa hoy en Australia, en California o el Amazonas? ¿Qué pasa con los pocos ecosistemas en el mundo? Todos ellos están colapsados. El hombre con su incansable insatisfacción de ambición y de poder sigue depredando y destruyéndolo todo, dando todo el tiempo malos ejemplos.

La humanidad se está perdiendo en el egoísmo del tener y de poseer todo lo material, en la racionalización de todo lo superficial. El cambio climático es consecuencia de una gran negligencia humana. Las emisiones de dióxido de carbono antropogénicas, el hiperconsumo, el plástico que contamina mares, bosques y ríos, etc…

Ésta realidad no se detendrá sino actuamos todos a conciencia y en convivencia inmediatamente, el planeta donde vivimos es uno sólo, no hay otro.

Momo vino al mundo a cambiar la forma de expresarnos con los niños porque ellos son el futuro inmediato. Si todos los adultos trabajamos en sintonía desde la educación y la convivencia los niños nos seguirán.

Los niños son esponja ya hablamos de eso creo. Es muy necesario retomar lo espiritual en las personas. Repensar el como actuamos, inculcar valores reales, fortalecer emociones de forma temprana.

Sí somos conscientes, a corto plazo los niños podrán superarnos y eso es lo que espero de todos ellos, que sean fuertes, feroces y felices desde ahora, sintiendo con el corazón. Mi teoría de las tres F (risas)...   

-     Eso sería un gran cambio. A Momo ya lo siento muy profundo entre sus cañas de bambú ahora que conozco un poco más de su historia.

-   El cambio de paradigma y la oportunidad para concretar todas las cosas buenas está en cada uno de nosotros. Todos podemos mejorar, tenemos la vida misma para ser mejores personas, para reflexionar, saber y poder expresar lo que somos con el corazón. ¿No crees eso?

-   Absolutamente. Me dan ganas de hacer muchas cosas buenas. Muchas gracias por compartir tu tiempo, tus mates y esta charla. Espero volver pronto para saber más de ASIA…
  


No hay comentarios:

Publicar un comentario