Proyecto BIO es un taller plástico itinerante de Educación Ambiental que apuesta a promover en la sociedad la búsqueda de un mundo con mejor calidad de vida.

Obras de arte temáticas y el dialogo con el artista se combinan en un ejercicio interactivo y didáctico, con el objetivo de promulgar en niños y adolescentes una cultura de buen uso de los recursos naturales generando conciencia y empatía a los cuidados respecto del Ambiente.



jueves, 1 de noviembre de 2012

Arte y medioambiente en el Ecoparque Interactivo de Buenos Aires


El martes 30 de octubre se entregaron los premios del VII Concurso Nacional de Arte Infantil, organizado por el Museo de Arte Infantil y Juvenil y la Dirección de Educación Ambiental del Ecoparque Interactivo de Buenos Aires.

La fecha de la premiación coincidió con el 124º aniversario de su fundación, e incluso el clima se puso a tono, obsequiando a los presentes cielo despejado y sol tibio, después de unos cuantos días de lluvia. Estela Maris Velázquez fue la anfitriona, con su simpatía coordinó un evento distendido y familiar.



El tema de esta edición del concurso fue “El sol, el agua y los animales: problemáticas ambientales”, y muchos chicos de entre 3 y 12 años participaron en tres categorías, aportando su creatividad y enviando un claro mensaje de respeto por la biodiversidad y el medioambiente.

Gran tarea para nuestro artista plástico Gonzalo Álvarez, quién, como en ocasiones anteriores, formó parte del jurado que debió elegir a solo tres ganadores por categoría.  A su vez,  Gonzalo contó con la ayuda de Daniel Salaverría (artista plástico), Luis Seibert (licenciado en artes visuales), María Eugenia Callamullo León (profesora de dibujo y escultora) y Natalia Maruscak (asistente de la Dirección de Educación Ambiental del Ecoparque).

A continuación, los trabajos que este año obtuvieron premios y menciones (hacer clic sobre la imagen para agrandar el tamaño).






Acerca de los trabajos presentados, Gonzalo dijo: “Cada vez encontramos más entusiasmo en los trabajos realizados por los chicos. Todos merecen nuestra atención, pero tenemos que elegir y hacer hincapié en la consigna de cada año. En particular, disfruto de ver trabajos en donde los animales están animados y tienen personalidad, donde ellos mismos expresan con su postura en el dibujo una posición frente a una acción o un hecho, y a veces hasta con sus palabras propias. Y esto, en mi opinión, resulta de lo más ingenioso, pues ¿quién dijo que los animales no hablan?”.

Desde Proyecto Bio felicitamos a todos los chicos que participaron, porque cada trabajo brilló especialmente. Y agradecemos al Zoo de Buenos Aires, por haber sido capaz de sostener en el tiempo esta importante iniciativa, que es a la vez un llamado a la conciencia ambiental y un valioso espacio para que los chicos se expresen.

1 comentario: